Jose viajo con visa a Miami tras la derogacion de la Ley Pies Secos, Pies Mojados


Esperando el año y un día .

Les comparto mi experiencia con el nuevo modelo. Entre por Miami en enero de 2017, luego de la eliminación de la política “pies second, pies monads”. Había leído atentamente la información de toda la prensa, buscando indicios de por qué estaban deportando o reteniendo a los cubanos. Había venido antes por otro aeropuerto y ya en esa ocasión había sido retenido en la famosa oficina, entonces sabía que es normal que hagan eso, por ello no estaba tan asustado. Llegue con visa b1/b2 y había preparado todo mi discurso, tenía muy claro que las palabras “asilo” o “ley de ajuste cubano” NO pueden salir de tu voca, a no ser que lleves todas las pruebas para hacer un caso. En el chequeo de pasaportes me toco un oficial cubano, fue seco y no me realizó más de dos preguntas. Tan solo me pregunto de dónde venía, y si ya había estado antes en EUA. le respondí tranquilo que había estado antes y le informe que tenía residencia en otro país.
Ya en la oficina había un grupo muy grande de cubanos, todos retenidos, no puedo asegurar las causas, pero a todos los llamaron y los llevaron a otro lugar, eran como 15 y salieron escoltados por varios funcionarios. Yo fui a preguntar si debía ir con ellos, pero me respondieron que lo mío era otro “caso”. En realidad demore solo unos cinco minutos, y me colocaron el “admitido” en el pasaporte.
Tengo seis meses legales y desconozco todo lo demás, mi familia me llevará a hablar con un abogado de inmigración para conocer los detalles, es una situación incómoda, porque siento que ando ilegal, pero es la nueva forma en que podemos resolver, nos toca esperar ahora y ver que nos trae el siguiente gobierno.