Nuevo Herald: Inmigración endurece el formulario para pedir la residencia permanente en EEUU

gettyimages-454172307

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) presentó a finales de junio un formulario rediseñado para solicitar la green card o residencia permanente en este país. El nuevo documento, conocido por su tradicional nombre I-485, tiene ahora 18 páginas y ahonda con nuevas preguntas en los antecedentes de aquellas personas que desean ajustar su estatus migratorio.

Los cambios en el formulario I-485 afectan a las preguntas sobre información biográfica (Formulario G-325A) que desde ahora ya no se necesita presentar por separado, pero sí es más detallado. También presenta “una lista completa y actualizada” de cuestiones relacionadas con la admisibilidad y un listado con los 27 tipos de migrantes que pueden pedir el ajuste de estatus.

“La versión revisada proporciona a los solicitantes una mejor información para completar con precisión el Formulario I-485, incluyendo las instrucciones que son relevantes para las situaciones específicas de los solicitantes”, explica USCIS en un comunicado de prensa.

La agencia federal, que supervisa la inmigración legal hacia EEUU, explicó además que el objetivo del cambio en el formulario se debía al interés de reducir sustancialmente su complejidad y “aumentar la eficiencia del proceso de adjudicación al reducir los errores y las solicitudes de pruebas”.

Para el abogado de inmigración Wilfredo Allen, el hecho de que el formulario cuestione más a fondo a los candidatos para obtener la residencia no es negativo.

“Vivir en Estados Unidos no es un derecho, es un privilegio y la sociedad norteamericana tiene todo el derecho a conocer mejor a quienes aspiran a vivir en ella”, dijo vía telefónica.

Allen aconseja que aquellas personas que estén involucradas en un trámite con el USCIS deben acudir a profesionales para rellenar las solicitudes correctamente. “Quienes pueden ser afectadas negativamente por este trámite son aquellos que no toman las aplicaciones en serio y que no llenan el formulario de una forma honesta y correcta”, explica.

Madeleine Risco, una enfermera de Hialeah que en sus horas libres realiza este tipo de trámites explica que la gente acude a los servicios no profesionales porque son mucho más baratos.

“Preparar la I-485 cuesta entre 80 y 130 dólares en Miami con agentes no especializados mientras que en un bufete de abogados los precios oscilan entre 700 y 900 dólares”, explica.

No obstante, los solicitantes también pueden descargar directamente las planillas en la página de USCIS, rellenarlas por sí mismos y enviarlas a la dirección correspondiente.

Wilfredo Allen cree que, al pedir más información, el nuevo documento del USCIS permitirá conocer a aquellas personas que no son elegibles para vivir en Estados Unidos por haber sido cómplices de gobiernos que violan los derechos humanos. El cambio también está a tono con el discurso antiinmigrante del presidente Donald Trump.

“Mucha gente miente sobre su participación en el Partido Comunista o en los actos de repudio. Al hacer más averiguaciones, los nuevos formularios podrían ayudar a investigar mejor a estas personas y aunque no se les niegue la green card, al menos se le ralentiza el proceso”, aseguró.

El USCIS puede negar la green card debido a que la decisión de conceder un ajuste de estatus migratorio es discrecional y le afectan factores como antecedentes penales (incluyendo los delitos cometidos en el país de origen) y la membresía o afiliación con órganos y partidos represores.

Conseguir la green card es el anhelo de decenas de miles de inmigrantes que cada año llegan a Estados Unidos. La tarjeta verde les permite vivir y trabajar en el país y es el primer paso hacia adquirir la ciudadanía. Los trámites para la residencia permanente tienen un costo de $1,225, aunque si los solicitantes reciben ayuda del Departamento de Niños y Familia pueden solicitar un perdón de pago.

En el caso de los emigrantes cubanos, la mayoría de ellos obtiene la residencia permanente en virtud de la Ley de Ajuste Cubano. Junto al Formulario I-485 deben presentar dos fotos tamaño pasaporte, una copia del certificado de nacimiento, el Formulario I-693 que incluye el Informe Médico y de Vacunación y el Formulario I-94, que es el Registro de entrada y salida del país y prueba de su presencia física en los Estados Unidos durante un año.

Según comunicó el USCIS, a partir del 25 de agosto su oficina solo aceptará los nuevos formularios para obtener la residencia permanente.

Anuncios