Piden cubanos asilo político

bc592ec4e20100b_126aaa181a5c9bca0ef7db9dccb23012

Se entregan 350 cubanos a la autoridad migratoria americana, la gran mayoría de estos isleños están en los centros de detención, y 10 de éstos, están ya en proceso, el cual durará entre uno y dos años para determinar su situación migratoria, ya que todos solicitaron asilo político para no ser enviados a Cuba.

“Ellos están pidiendo asilo político como cualquier otra persona, sabemos que 10 de ellos están con parole, un permiso especial de Estados Unidos que no es una visa, por lo que su situación se determinará entre uno y dos años”, expresó el padre Giovanni Bizzotto, coordinador de la Casa del Migrante Nazareth en Nuevo Laredo.

Señaló que otros 200 cubanos, cuentan con la tarjeta de visitante con vigencia de un año para poder permanecer legalmente en esta ciudad con el beneficio de poder trabajar, siempre y cuando el empleador lo reporte al Instituto Nacional de Migración, en tanto ellos, arreglan su situación y puedan irse a Estados Unidos.

“El padrón de cubanos que teníamos era de poco más de 700 personas, ya sólo tenemos 20 cubanos con nosotros en el albergue, como ya dijimos muchos decidieron entregarse a las autoridades migratorias, otros optaron por su permiso local, y 30 más están en casas particulares, con ellos, seguimos teniendo comunicación ya que van casi a diario a la casa y les apoyamos con algunas cosas.

“Pero como un buen grupo decidió entregarse a los Estados Unidos, otros recibieron su tarjeta bajo el número de personas; sin embargo, estas cifras van aumentando lentamente los repatriados mexicanos, nada de personas de otras naciones, eso es sólo un rumor que se dice”, expresó el sacerdote.

Indicó que sí hubo algunos casos de personas que se hacían pasar por mexicanos y que llegaron a la Casa del Migrante, por lo que aclaró que Estados Unidos sólo está repatriando mexicanos.

Señaló que la llegada de cubanos a esta frontera continuará, ya que se le ha informado que vienen alrededor de 160 isleños que salieron de Tapachula y tomaron rumbo al norte, y algunos ya están aquí, pero se esperan muchos más.

“No sabemos cuándo lleguen, todo dependerá si se vienen directo para acá, sabemos que Nuevo Laredo es el puerto de entrada para los cubanos”, dijo.

Comentó que aunque en diciembre recibieron una buena cantidad de insumos de instituciones, organizaciones y la población, ante tanta demanda de migrantes éstos han ido bajando, por lo que hace un llamado a la comunidad para que los apoyen y poder seguir ayudando a las personas vulnerables.

Anuncios