Panamá comenzó deportación de cubanos antes de acuerdo con La Habana

 

Un grupo de migrantes cubanos en Ciudad Panamá.

Un grupo de más de 25 cubanos fueron deportados a la isla antes de la firma del memorando de entendimiento en materia migratoria, y otros 25 estarían a la espera de ser repatriados.

Javier Carrillo, que tuvo a su cargo la rúbrica del documento por la parte panameña, dijo en entrevista con la cadena panameña de televisión Telemetro que un grupo de cubanos fueron deportados antes del acuerdo.

“A pesar de que no se había firmado el convenio, de buena fe, deportamos a más de 25 y tenemos otros 24 o 25 en un albergue del SNM, en espera de la deportación”, indicó el funcionario, que aclaró que Panamá no distingue nacionalidades.

“No es un tema en contra de los cubanos”, dijo.

“El extranjero que esté ilegal, se aplica la ley migratoria. En este caso, los cubanos están irregulares en el país, al que llegaron con el pretexto de que estaban de paso, pero ese paso se ha interrumpido en Panamá”, señaló.

El funcionario explicó que los primeros 25 deportados ya habían llegado a Costa Rica y reingresaron al territorio panameño.

“Los agarramos en la garita de Guabalá, (provincia Chiriquí), en ruta hacia la ciudad de Panamá, y por eso decidimos aplicar la ley migratoria, y se les deportó”.

Durante la IV Ronda de Conversaciones Migratorias entre Cuba y Panamá que tuvo lugar en La Habana entre los días 28 de febrero y 1 de marzo últimos, los dos países firmaron un memorando de entendimiento en materia migratoria con el propósito de “contribuir a garantizar un flujo migratorio regular, ordenado y seguro entre ambas partes e incrementar la cooperación bilateral en la lucha contra el tráfico ilegal de migrantes y la trata de personas”.

El SNM confirmó en un comunicado que el documento suscrito por Carrillo, y el director de Asuntos Consulares de la cancillería cubana, Ernesto Soberón, autorizaba “las deportaciones de cubanos que se encuentren de manera irregular en la República de Panamá”.

Según SNM, hasta la semana pasada se encontraban varados en Panamá un total de 499 cubanos.

Un grupo de 383 cubanos permanecen en la sede de la Pastoral Católica, Cáritas; 92 en Lajas Blancas, en el Darién, y 24 en un albergue del SNM.

Muchos de estos cubanos llegaron a Panamá incluso antes de que el expresidente de EEUU Barack Obama eliminara la normativa “pies secos/pies mojados“.

“Creo que muchos han pedido refugio ante La Oficina Nacional Para la Atención de los Refugiados (ONPAR Panamá), que es otro ente que analiza este tipo de situaciones, y estamos a la espera de la decisión que tomen estas autoridades, dictamen que respetaremos como migración”, sentenció Carrillo.

Alternativas a la deportación

Por otra parte, el secretario ejecutivo de la Pastoral Social Cáritas, de la Conferencia Episcopal Panameña, Victor Luis Berrío, encargado del albergue en Ciudad de Panamá, aseguró a Martí Noticias que su pastoral está en estos momentos trabajando en posibles alternativas para los cubanos, entre ellas, regularizarlos en el país, y con ese fin ya ha sostenido reuniones con altos funcionarios del gobierno.

Los cubanos en Lajas Blanca han reclamado al presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, que cumpla con lo que dijo a principios de febrero, cuando se refirió a la posibilidad de buscar alternativas para los cubanos que decidieran quedarse en el país istmeño.

Hasta el momento, el gobernante no ha respondido a los migrantes.

En mayo de 2016, unos 3.000 cubanos que se encontraban en suelo panameño fueron trasladados vía aérea hasta México, para de esa manera poder continuar su viaje migratorio hacia los Estados Unidos.

México ya había accedido a colaborar con este puente aéreo para 8.000 cubanos que quedaron trabados en Costa Rica, cuando Nicaragua les impidió el paso en noviembre de 2015.

Ahora, a los cubanos en Panamá se suman más de 1.000 que permanecen trabados en Nuevo Laredo, México, en la frontera con el estado de Texas, EEUU.

La administración del presidente Donald Tump no ha dado indicios de estar dispuesta a revertir la disposición ejecutiva que terminó con “pies secos/pies mojados”.

Anuncios