Entresijo para cubanos españoles.

pasaporte_espanol-cubanos

La Unión Europea eliminó la posición común hacia Cuba: probablemente el último vestigio coleante de la política del ex presidente español José María Aznar para la isla. A la par se dice, mediáticamente, que los reyes pudieran visitar territorio cubano el próximo año después del cruce de delegaciones de los dos países mas por negocios e intercambios culturales que por otra cosa.

Para el gobierno cubano es vital la inversión. Para algunas empresas españolas también. Y después de los anuncios de Obama y de su visita a La Habana, el gobierno español ha sido criticado por no tener una mayor influencia en lo que se cocina sobre Cuba. Durante prácticamente un año y hasta hace poco lo que había en Madrid era un gobierno en funciones con la cabeza puesta en un sainete interno que continúa. No obstante su atención a los asuntos relacionados con el contexto cubano pudiera remontar ahora que el gabinete estrena un nuevo periodo y que Trump se enajena con lo que hizo Barack Obama.

Son miles los cubanos nacionalizados españoles por ser hijos y nietos de emigrantes de la península. Más de 40 mil viven en un país aun en crisis con mas de 3 millones de desempleados y a pesar de una lengua en común los menos regresan a Cuba, los mas reinician sus vidas en Estados Unidos, sobre todo los que tienen la nacionalidad española porque no requieren visado sino el permiso conocido como ESTA. Aun así tienen que dar un rodeo. En los aeropuertos españoles hay un control migratorio norteamericano y sus representantes a golpe de intuición o azar utilizan su autoridad e impiden el acceso al vuelo y cancelan sin fecha de revocación el permiso ESTA. Es un entresijo, como tal no aparece en los titulares de la gran política pero funciona religiosamente con el poder de lo regulado.

Anuncios