Cubanos que salieron vía Guyana describen la nueva ruta a EEUU con coyotes

En manos de los coyotes llegan a Colombia, atravesando Venezuela o Brasil, y de ahí son conducidos a Panamá.

Cubanos que intentan migrar por tierra a Estados Unidos comenzaron a hacer el recorrido desde Guyana después que Ecuador restituyera en diciembre el requisito de visa de turista para los isleños y endureciera las condiciones para otorgarla, dijeron este jueves cubanos que salieron por esa vía y ahora se encuentran varados en Panamá.

El nuevo recorrido de los cubanos comienza con un vuelo a Guyana (adonde pueden viajar con visa de turista) y desde donde van por tierra y en embarcaciones fluviales a Colombia, atravesando Venezuela o Brasil, y de ahí a los países centroamericanos.

“En Guyana nos coge un coyote (traficante de personas) porque no conocemos el camino, él nos lleva a un río en la frontera con Venezuela, lo cruzamos en barco y nos deja en Venezuela. Otro coyote nos coge y nos lleva a Colombia, y después otro nos deja en Panamá“, recordó a AFP Heiner Cruz, un migrante de 35 años que llegó este miércoles a Paso Canoas, en la frontera con Costa Rica, donde más de 3.000 de sus compatriotas están varados a la espera de seguir su recorrido migratorio a Estados Unidos.

Caminando junto a su compañera Marileidy, de 29 años, bajo el sol calcinante de Paso Canoas, los dos recordaron las tribulaciones del recorrido.

“Fue un viaje lleno de dificultades, siempre evitando los pasos fronterizos y la policía. En Colombia cada vez que veíamos un policía nos pedían dinero. Quedamos sin nada”, narró Marileidy.

La detención la semana pasada de un coyote cubano en Leticia, capital del departamento colombiano de Amazonas, reveló que también llegan a Colombia atravesando en barco la amazonia brasileña vía Manaos.

El camino por Guyana ha permitido que se mantenga un constante flujo de migrantes cubanos después que Ecuador dejó de darles entrada libre, en respuesta a un pedido de los países centroamericanos por la crisis desatada a fines del año pasado, cuando más de 9.000 isleños quedaron varados en Costa Rica y Panamá debido a la negativa de Nicaragua a permitirles el paso por su territorio.

Desde Ecuador, los migrantes eran guiados por coyotes a Colombia y Panamá, con la intención de continuar su recorrido hacia Estados Unidos, “el único país que nos acoge como si fuéramos parte de su pueblo”, según el cubano Snequel Vásquez, de 37 años, quien también emprendió el recorrido por tierra desde Guyana.

Anuncios