Canciller tico: Panamá detuvo paso de migrantes cubanos desde Colombia

A5D4DA64-7E1E-4DF6-9082-EA6D8BE35574_w640_r1_s

El canciller de Costa Rica, Manuel González, aseguró que el Gobierno de Panamá ha detenido el paso de migrantes cubanos a su territorio desde la frontera con Colombia, a petición de Costa Rica.

De acuerdo con el ministro de Relaciones Exteriores costarricense, que repondió a preguntas del diario La Nación, hay cerca de 850 migrantes cubanos esperando entrar a territorio panameño.

“(Son) acciones que solicitamos a Colombia y Panamá para que también asuman su parte. No se vale que los dejen pasar y nos pongan toda la carga a nosotros”, comentó González a una consulta de La Nación. Cerca de 4.000 cubanos se encuentran actualmente varados en Costa Rica, después que el gobierno de Nicaragua decidiera el pasado día 15 cerrar su frontera a la migración irregular cubana.

Luego del fracaso de la reunión de cancilleres SICA + 4 en San Salvador, González anunció que varios países participantes se habían comprometido con Costa Rica a tomar medidas para resolver la crisis a nivel bilateral.

El canciller explicó al periódico que la acción panameña está a la par de la anunciada por el Gobierno de Ecuador de exigir visa a los cubanos a partir del próximo martes 1 de diciembre. Ese país era el único que no exigía visa de entrada a los isleños, situación que ha sido aprovechada por miles para iniciar allí una travesía irregular hacia la frontera méxico-estadounidense.

Citado también en otra información de La Nación el presidente costarricense, Luis Guillermo Solís, aseguró ayer que vendrán más medidas de otros países, tal y como se acordó en la cita de cancilleres del pasado martes.

Según la agencia EFE, que cita a fuentes de la cancillería panameña, otros 600 cubanos están varados en Puerto Obaldía, Panamá, a la espera de un medio de transporte que los traslade hasta la capital istmeña para continuar su viaje hacia Estados Unidos

El Gobierno de Panamá informó el viernes a Martí Noticias que ha limitado la ayuda a los cubanos que llegan a ese puerto del Caribe panameño cerca de la frontera con Colombia.

La jefa de Prensa de la Dirección de Información y Relaciones Públicas de la Cancillería panameña, Johana Camargo, escribió a este medio:

“Se ha limitado (a unos 60 diarios según el diario La Prensa) el número de ciudadanos cubanos a los que se le apoya con el traslado para salir de Puerto Obaldía. La Dirección Nacional de Migración de Panamá, nos ha informado que para los que permanezcan en Puerto Obaldía esperando, la Cruz Roja y el Sinaproc (Sistema Nacional de Protección Civil) están brindando ayuda humanitaria, principalmente atención médica”.

Protestan cubanos en Puerto Obaldía

Puerto Obaldía es un pequeño pueblo pesquero de medio millar de habitantes ubicado en la región indígena de GunaYala, a la que solo se puede acceder por mar o por aire.

El periódico panameño reporta una  protesta que los cubanos escenificaron en el centro de la localidad, para exigir la intervención de la Defensoría del Pueblo a fin de que se les brinde asistencia humanitaria.

“Nos hemos quedado sin dinero. No hay agua potable ni embotellada, las tiendas se quedan sin “burundangas”, no comemos alimentos adecuados hace semanas. Además, no tenemos en donde hacer nuestras necesidades y dormimos en portales y plazas de la comunidad, y encima, la Cancillería panameña ordena que solo 60 personas pueden salir por día”, manifestó Mario Martínez, citado por La Prensa.

En tanto, Carlos Benjamín, un habanero que hace siete días llegó por mar al pueblo pesquero, dijo que están arribano un promedio de 60 a 70 cubanos al día, y la situación alimentaria se complica por la falta de dinero.

Una madre de familia cubana que solicitó reserva de su identidad contó al diario panameño que, aunque el Gobierno les ha dado buen trato, en este momento siente que se les violan los derechos humanos. “Ya no tenemos agua para tomar; los abarrotes (tiendas) del pueblo están pelados, no podemos ni siquiera comprar chucherías para alimentarnos y las condiciones en que dormimos son pésimas”, puntualizó.

El periódico reporta que funcionarios de la Oficina Nacional para la Atención de los Refugiados y de la Cruz Roja panameña viajaron a Puerto Obaldía para hacer un informe sobre la situación humanitaria y atender los reclamos de los emigrantes.

Anuncios