AP:Redes sociales ayudan en el exodo de cubanos a EEUU

CUBA-MIGRANTES

Fotografía del viernes 20 de noviembre de 2015 de un inmigrante cubano con una camiseta con un diseño de la bandera de Estados Unidos, usando su celular en un refugio en La Cruz, Costa Rica, en la frontera con Nicaragua. Casi todos los cubanos entrevistados en refugios a lo largo de la frontera de Costa Rica con Nicaragua señalaron que los teléfonos inteligentes baratos, ciertos planes de datos y Facebook como el secreto de su éxito para llegar a la frontera con Estados Unidos. (Foto AP/Esteban Félix)

Cuando el verano comenzó a calentar la ciudad cubana de Espíritu Santo, Elio Álvarez y Lideisy Hernández decidieron vender su pequeño apartamento y todo lo que había en él por 5.000 dólares para unirse al movimiento migratorio más grande que ocurre en la isla desde hace décadas.

La compra de dos teléfonos celulares a 160 dólares cada uno, en una escala del viaje por Ecuador, les permitió establecer contacto con un grupo cubano altamente organizado, bien financiado y cada vez más exitoso, que utiliza las redes sociales y las aplicaciones de los smartphones para enviar mensajes de texto, en una travesía por tierra de unos 5.500 kilómetros (3.400 millas), y que se ha vuelto la ruta principal del éxodo de cubanos que van rumbo a Estados Unidos.

Se espera que este años unos 45.000 isleños se desplacen en buses, barcos, taxis o a pie desde Ecuador u otros países de Sudamérica, pasando por Centroamérica hasta llegar a la frontera mexicana con Texas y California, temerosos de que la normalización de relaciones entre Estados Unidos y Cuba termine con los privilegios migratorios que reciben los cubanos, y que se remontan a la Guerra Fría. Otros miles saldrán en balsas a través del estrecho de la Florida, lo que hace que 2015 sea testigo del mayor desplazamiento de cubanos al extranjero desde que el éxodo de Mariel en 1980, que llevó a 125.000 personas a salir por este estrecho a Miami.

El éxodo por tierra ha causado una crisis fronteriza en Centroamérica, desató tensiones entre Estados Unidos y Cuba, cuya relación se ha distendido, y ha provocado un aumento las solicitudes al gobierno de Estados Unidos para que ponga fin al derecho que tienen los cubanos de que les sea otorgada la residencia legal un año después de que toquen suelo estadounidense.

En el corazón de todo se encuentra la habilidad de los cubanos para cruzar uno de los territorios más peligrosos del mundo relativamente indemnes del daño que les puedan infligir guardias fronterizos corruptos, bandas criminales o traficantes de personas, conocidos como coyotes, que le hacen la vida imposible a muchos otros inmigrantes latinoamericanos. La clave para hacerlo es el flujo de información entre los migrantes que apenas empiezan el viaje y los que acaban de terminar la faena.

“El que va adelante, guía al que va detrás, nos vamos comunicando así”, dijo Hernández, psicóloga de 32 años. “Las redes sociales son los que nos están ayudando a los cubanos en todo el tramo migratorio, más que los coyotes”.

Los inmigrantes cubanos arrancan con una ventaja que otros soñarían con tener: muchos de los países a lo largo de la ruta dejan pasar a los cubanos porque sus gobiernos no atienden a las solicitudes de información que se hace sobre su estatus legal, lo que permitiría deportarlos. Y muchos cubanos que se quedan sin dinero durante el viaje tienen acceso a cientos o miles de dólares enviados por sus familiares en Estados Unidos, y que constituyen uno de los grupos de inmigrantes más prósperos de ese país.

Una vez llegan a la frontera con Estados Unidos, sólo tienen que ir a un puesto fronterizo y declarar su nacionalidad para poder ingresar. Esto les evita los cruces peligrosos por el río o por el desierto que enfrentan muchos otros migrantes de otros países que evitan ser capturados por la Patrulla Fronteriza. Información federal muestra que 45.000 cubanos llegaron a puertos fronterizos terrestres de Estados Unidos en los 12 meses comprendidos entre el 20 de septiembre de 2014 y el 20 de septiembre de 2015 y se espera la misma cantidad el próximo año.

Pero en su travesía, los cubanos deben navegar por selvas, ríos, y cruzar al menos siete de fronteras internacionales y países, algunos de los cuales se encuentran en las garras de grupos de pandillas responsables de algunas de las más altas tasas de homicidios del mundo.

Cuando se les pregunta por el secreto de su éxito, los cubanos entrevistados en refugios de migrantes a lo largo de la frontera entre Costa Rica y Nicaragua casi unánimente dijeron que los teléfonos celulares baratos, los planes de datos y Facebook son los responsables.

“Nosotros estamos totalmente y siempre alerta a los teléfonos, este es nuestro mejor amigo: el teléfono, siempre está activado, siempre estamos listos a escucharlo”, dijo Alvarez, señalando a su Samsung Galaxy Mini #S a las afueras de una estación fronteriza al norte de Costa Rica, donde él y unos 2.000 inmigrantes cubanos más están a la esperan a que se resuelva un conflicto regional desencadenado por el cierre de la entrada a Nicaragua. “Por todo el camino uno va haciendo amistades, yo mismo tengo en Facebook setenta y pico, 80 amistades, que ya llegaron” a Estados Unidos.

Anuncios