Denuncian en Mexico red de agentes migratorios para extorsionar a migrantes cubanos.

mipais013_focus_0_0_628_524El Instituto Nacional de Migración (INM) calificó de “infundadas” y “sin ningún sustento” las acusaciones de organizaciones civiles hacia el personal del organismo. Dijo que sus agentes trabajan a diario en favor de los extranjeros en México.

Lo anterior, luego de difundirse en medios de comunicación una denuncia del padre Alejandro Solalinde, director del albergue Hermanos en el Camino, de la existencia de una presunta red de agentes migratorios para extorsionar a migrantes cubanos.

Al respecto, el INM dijo que ha sido especialmente cuidadoso de los tiempos de estancia y atención integral de los extranjeros sujetos al proceso administrativo de retorno a sus países de origen.

El sacerdote Alejando Solalinde ha denunciado que los cubanos que pasan de manera irregular por México hacia Estados Unidos sufren cada vez más extorsiones de funcionarios corruptos. “Son un botín para los agentes de migración”, ha dicho el defensor de los migrantes. Solalinde sostiene que los cubanos “son los que están dejando más dinero” en los centros de retención y afirma que tiene documentados cien casos de abusos contra ellos.

México es la principal frontera de entrada a Estados Unidos de migrantes cubanos clandestinos y el número va en aumento: según la aduana estadounidense de 2012 a 2014 ha pasado de 8.273 a 17.459, y la progresión ha escalado desde el deshielo de diciembre pasado entre Cuba y Estados Unidos por el temor de que se modifique la ley preferencial que permite a los cubanos conseguir la residencia permanente en un año desde que pisan suelo estadounidense.

Solalinde afirma que las extorsiones a los cubanos han llegado a 5.000 dólares. Su colaborador Alberto Donís explica que existen diferentes maneras. Según su versión hay casos en los que los agentes informan a los migrantes detenidos de que tienen derecho a una llamada, les piden el número y el nombre de un familiar en Estados Unidos y hacen como que marcan sin que nadie conteste para luego –sin el interesado delante– llamar al familiar y engañarlo inventándose que ya lo han pasado a Estados Unidos y necesitan un giro de dinero para mandarlo a su destino final, o diciéndole que está secuestrado y que lo torturarán o lo matarán si no pagan.

Otra supuesta variedad es que un abogado conchabado con los agentes entre en el centro de detención y les cobre a los migrantes cantidades desproporcionadas por darles asistencia, o también que los funcionarios les pidan dinero por concederles un oficio de salida especial, en realidad gratuito, con el que el Gobierno mexicano trata de desatascar la situación de los cubanos.

En su cuenta de Twitter el padre Solalinde ha difundido un vídeo en el que escucha los problemas de migrantes cubanos en un centro de México DF. “Tenemos miedo, temor, estamos tan atormentados que no creemos en nada”, dice uno que se queja de que los funcionarios los mantienen incomunicados. “Yo llevo ya 21 días acá y no sé ya ni qué situación tengo”, se lamenta otro y continua “estoy destruido, agotado, tengo tres niños en Cuba y lo único que quiero es salir de esta situación ya. Es una presión psicológica las 24 horas del día”.

Derivado de la situación de ciudadanos cubanos que se encuentran administrativamente irregulares en territorio nacional, el INM estableció -conforme a la Ley de Migración- la figura de oficio de salida, con base en el cual se les otorga a los ciudadanos 30 días para que tomen la decisión de salir del país o para que inicien su trámite de regularización migratoria. La expedición del documento es gratuita.

En lo que va de este año, el organismo -dependiente de la Secretaría de Gobernación- ha otorgado 2 mil 867 oficios de salida a ciudadanos de nacionalidad cubana; en tanto, 186 personas fueron reconocidas por las autoridades consulares de ese país, por lo que el Instituto les dio retorno asistido a su país de origen.

“Cotidianamente el INM otorga el beneficio de salida a migrantes cubanos que han llegado al término de estancia o han caído en los supuestos, que para esta figura señala la Ley de Migración y su Reglamento. Por ello, se le ha solicitado a la Pastoral de Movilidad Humana de la Iglesia Católica para que apoye y proteja a esta población vulnerable, así como a otros organismos de la sociedad civil como el albergue Hermanos en el Camino, a quien también se le ha entregado en custodia a grupos de esta nacionalidad”, dijo Migración.

En los últimos tres días, se han hecho señalamientos de presuntos malos tratos a migrantes cubanos en la estación migratoria de Iztapalapa, situación que revisa la Quinta Visitaduría de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), misma que se encontraba presente en la estación migratoria al momento de la denuncia.

Al conocer los señalamientos que organizaciones sociales realizaron sobre un presunto maltrato, el INM ofreció poner a disposición de la CNDH las grabaciones del circuito cerrado que se tiene en la estación migratoria para que se pueda constatar que no se registró ningún tipo de incidente y que las actividades de esa estancia de alojamiento se llevó a cabo con normalidad.

El Instituto invitó a denunciar ante su órgano interno de control, fiscalías especializadas o la PGR a quien conozca de alguna irregularidad en el trabajo y acciones de esta dependencia.

“El INM reitera su compromiso de respetar de manera irrestricta los Derechos Humanos de los seres humanos mexicanos y extranjeros, que por diversas necesidades han optado por migrar de su país, y refrenda su compromiso de investigar y castigar a quienes incurran en ilícitos con el propósito de crear una institución seria, profesional y comprometida al servicio de México y del mundo”, se añade en el comunicado de prensa.

Anuncios