La ONU declara como refugiado a oficial cubano detenido en Bahamas

 </p><br /> <p>

El oficial cubano de alto rango del Ministerio del Interior (MININT), Ortelio Abrahantes Bacallao, que desertó y se encuentra detenido en Bahamas hace cinco meses, fue declarado como refugiado por la Organización de Naciones Unidas (ONU) el domingo, según reportó la cadena de televisión hispana Univisión.

En conversación telefónica con ese canal televisivo, Abrahantes agradeció a la ONU y al gobierno de Estados Unidos la “ayuda” para ser calificado como refugiado, porque de regresar a Cuba podría esperarle una sentencia de “cadena perpetua”.

Según su abogado, David Alvarez, la intervención de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), “hace todo mucho más fácil y asegura que el gobierno bahamés, que ha estado en un fuego cruzado, no lo deporte a Cuba”.

Abrahantes dijo a Univisión que el embajador cubano en Bahamas, Ernesto Soberón Guzmán, se había presentado en el centro de detención de inmigrantes Carmichael Road, en Nassau, para indagar sobre su caso.

Alvarez comentó a el Nuevo Herald que según las leyes cubanas, un oficial de alto rango acusado de traición podría ser fusilado. El abogado dijo estar investigando por qué la Guardia Costera llevó a Abrahantes a Bahamas luego der ser interceptado en el mar a bordo de un velero, propiedad del MININT. “Esa parte todavía no la entendemos bien”, dijo.

Anteriormente Abrahantes declaró a el Nuevo Herald que tenía rango de mayor en la Dirección de Contrainteligencia del MININT y que antes de huir dirigía las operaciones de transporte terrestre y marítimo en la provincia de Ciego de Avila.

El oficial también afirma ser pariente del ex ministro del Interior, general José Abrantes, quien fuera arrestado en 1989, en la causa que condujo a la ejecución del general Arnaldo Ochoa y otros tres oficiales ese mismo año.

En su petición para que no lo deporten a Cuba, Abrahantes ha insistido en que posee información “sensible”. “Pronto, si Dios quiere, hablaré sobre este tema”, prometió al canal televisivo.

Su abogado alegó que la información que posee el oficial está “vinculada con el gobierno cubano” y es de máximo interés. “Por eso es que hay este juego de ajedrez y el gobierno cubano está haciendo presiones para que sea deportado”, afirmó Alvarez, quien está realizando trámites para que Abrahantes obtenga asilo en Estados Unidos o un tercer país.

Anuncios