Aeropuerto de Miami: ¿el nuevo Edén para acogerse a la Ley de Ajuste Cubano?

Por Willfredo Cancio Isla, Café Fuerte

El Aeropuerto Internacional de Miami (MIA) se ha convertido en el nuevo huerto del Edén para miles de viajeros de origen cubano que solicitan diariamente refugio en Estados Unidos tras aterrizar y presentarse a un oficial de inmigración.

A partir de las cifras del Departamento de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP) la cantidad de cubanos que entraron por el aeropuerto internacional de Miami con visa de visita familiar o visa de inmigrante se elevó hasta 56,410 hasta el pasado julio. De ese total, unos 9,700 pudieran tratarse de personas que llegan con pasaporte español u otra nacionalidad europea y pide luego acogerse como refugiado a la Ley de Ajuste Cubano (CAA).

Y pudiera tratarse de un estimado discreto, pues el cálculo está hecho a partir del supuesto de que la inmensa mayoría de los 29,700 viajeros beneficiados con visas B1 y B2, y los más de 17,000 que recibieron documentos para emigrar legalmente desde la isla hasta el tercer trimestre del año fiscal 2014 lo hicieron a través del MIA.

Lo cierto es que una ola de “refugiados aéreos” está tocando a las puertas de Miami, además de los miles que arriban a diario tras cruzar puntos fronterizos de México o Canadá, y los “pies secos”que consiguen llegar en travesías marítimas a las costas de Florida.

Un asunto cotidiano

“Todos los días tengo llamadas o noticias de cubanos que llegaron por el Aeropuerto de Miami con pasaporte español o italiano y pidieron asilo político”, afirmó el abogado de inmigración Willy Allen. “Es un fenómeno que está en boga, porque las autoridades están asumiendo el procesamiento de los cubanos con una mayor flexibilidad”.

El fenómeno se ha disparado en los últimos tres años, con un flujo creciente de cubanos con nacionalidad española que solicitan refugio bajo la CAA a su llegada al aeropuerto de Miami. Las personas con pasaporte español y de países integrados en la Unión Europea no necesitan visado para entrar a Estados Unidos, solo un documento o waiver con el programa ESTA (Electronic System for Travel Authorization), que entró en vigor en enero del 2009.

Más de 180,000 cubanos se han naturalizado como españoles al amparo de la Ley de la Memoria Histórica, conocida como Ley de Nietos, que entró en vigor en diciembre del 2008. Pero a raíz de la crisis española y la imposibilidad de costearse un boleto rumbo a España, muchos de los llamados “cubañoles” han usado la ciudadanía obtenida para viajar sin los requerimientos de visado y radicarse en Estados Unidos.

Unos viajan desde España, pero un grupo considerable lo hace a través de Bahamas, Grand Cayman o un país centroamericano. Los vuelos directos La Habana-Miami están solo destinados para los viajes de personas que viajen con pasaporte cubano o tengan licencia específica para hacerlo.

Beneficios del refugiado

Los “cubañoles” podrían entrar a Estados Unidos y quedarse por un año para luego solicitar el ajuste de estatus bajo la CAA, pero reclamar un parole como refugiado tiene el incentivo de recibir  ayuda económica y beneficios médicos en los primeros meses de su adaptación al país.

“Se ha convertido en rutina, la gente llega con mucha tranquilidad y te dice que quiere aplicar para el Ajuste Cubano [CAA]… el procedimiento es casi automático”, dijo un supervisor de inmigración que accedió a hablar con CaféFuertebajo condición de anonimato.

No obstante, la fuente indicó que en estos casos el otorgamiento del parole es “a discreción del funcionario de inmigración”.

“Creo que Inmigración no está jugando al duro en Miami”, afirmó Allen. “Tengo casos de personas que han tratado de entrar con ese argumento por otros aeropuertos y han sido detenidos o deportados a España”.

Las cifras del CBP sobre entradas de cubanos a Estados Unidos abarcan 121 puntos fronterizos, estaciones migratorias y aeropuertos durante el presente año fiscal. El área de mayor porosidad es la frontera mexicana, que registra ya una cifra récord de más de 14,000 refugiados cubanos, pero las cifras de arribos por aeropuertos para acogerse al asilo también se han incrementado significativamente.

La situación comienza a hacerse preocupante como parte del éxodo imparable de cubanos hacia Estados Unidos, incluyendo un alza notable de balseros durante este verano.

Petición del ESTA

Aunque extraoficialmente circulan versiones sobre la posibilidad de la entrega del documento ESTA se haga más rigurosa para naturalizados como españoles que residen en Cuba, las autoridades del Departamento de Seguridad Territorial (DHS) negaron que el proceso se basara en el origen del solicitante.

“El proceso de otorgamiento de ESTA aplica, en general, a todos los visitantes internacionales. No existe una guía específica por país de origen y la consideración es caso por caso”, dijo Norma Morfa, portavoz de CBP en Miami.

Sin embargo, la funcionaria aclaró que el ESTA “no es una garantía de admisión a Estados Unidos”. Incluso a los viajeros se les puede negar la entrada en un punto de antesala a territorio estadounidense  (conocido comoPreclearance Facility) si se determina que el pasajero no es elegible.

“Normalmente, una persona no recibe la información exactamente sobre por qué se le ha negado un ESTA”, explicó Morfa. “Para obtener información adicional sobre la negativa, las personas pueden presentar una solicitud DHS-TRIP, aunque no hay garantía que un pedido de reparación por esta vía pueda resolver el problema de elegibilidad que impidió concederle el ESTA”.

Las autoridades recomiendan que las personas cuyo pedido del ESTA sea rechazado, procedan a solicitar formalmente una visa en la embajada o consulado estadounidense más cercano al lugar donde residen.

Anuncios