La situación de los ocho cubanos retenidos se suma al más dramático caso de Yensier Bertot, quien tuvo que ser ingresado en un hospital psiquiátrico.

th

Otro grupo de cubanos es detenido en México. Ocho cubanos que intentaban llegar a Estados Unidos se encuentran retenidos en las estaciones migratorias de Acayucan, Veracruz, y Pachuca, Hidalgo, en México, según denunció el sacerdote José Alejandro Solalinde Guerra, coordinador de la Pastoral de Movilidad Humana Pacífico Sur del Episcopado Mexicano.Los cubanos Osbel Mora Hidalgo, de 23 años, Manuel Batista Labrada (26) y Alexander Morales Montero (41) estarían en Acayucan mientras Leonardo Porro, Jorge Félix Rodríguez (20), Jorge Rodríguez Rodríguez (28), José Manuel Reyes González (32) y Lázaro Yoel Rodríguez Suárez (28) continuarían en la estación de Pachuca.

“Les llaman estaciones migratorias, pero son cárceles”, dijo enfáticamente Solalinde en conversación telefónica con el Nuevo Herald.

El sacerdote explicó que está abogando por la liberación de los cubanos, que “llevan bastante tiempo detenidos”, pues él posee la figura jurídica de “custodia”, que se le otorga a instituciones o personas con autoridad moral para auxiliar a inmigrantes indocumentados y tramitar el llamado “oficio de salida”, documento que les permite transitar 30 días por territorio mexicano hasta llegar a Estados Unidos.

La situación de los ocho cubanos retenidos se suma al más dramático caso de Yensier Bertot, quien tuvo que ser ingresado al hospital psiquiátrico “Fray Bernardino Álvarez”, en la capital mexicana, debido a que sufrió una crisis nerviosa después de que se le advirtió que podía ser deportado tras su detención en Acayucan.

Bertot, quien según la información obtenida por Solalinde dijo ser barrendero en Cuba, fue dado de alta el 29 de julio y fue deportado a la isla el día siguiente.

La dirección del hospital no ofreció información sobre la situación médica o el tratamiento recibido por Bertot pues alegó que era confidencial.

La prensa mexicana reportó esta semana que varios funcionarios de la estación migratoria de Acayucan están bajo investigación. Inmigrantes centroamericanos y cubanos acusaron a agentes del Instituto de Migración de realizar extorsiones y a dos médicos de cobrar por brindar atención a los detenidos. En el 2012, ocho cubanos indocumentados escaparon de esa misma estación.

La nueva ley de migración que entró en pleno vigor a partir de noviembre del 2012 establece el respeto “irrestricto a los derechos humanos” de los inmigrantes y su “no criminalización”. Pero si la situación migratoria irregular no es por sí misma un delito, ¿por qué son detenidos los cubanos?—algunos por hasta ocho meses, según atestigua Solalinde.

Los gobiernos de Cuba y México firmaron en el 2008 el “Memorando de Entendimiento para Garantizar un Flujo Migratorio Legal, Ordenado y Seguro”, por el cual las autoridades mexicanas se comprometen a notificar al consulado cubano los datos de las personas “aseguradas” (un eufemismo por detenidas), dentro de tres días hábiles, mientras que las autoridades cubanas deberán responder al pedido de devolución en 15 días.

De acuerdo con la explicación brindada por José Tomás Carrillo, delegado del Instituto Nacional de Veracruz, algunas veces esta comunicación “se interrumpe”. Ante la pregunta de por qué algunos cubanos son deportados y otros no, Carrillo alegó que la “ley migratoria es muy laxa” y los criterios de deportación dependen del país que los reclama.

Pero Solalinde añade que “muchos agentes de inmigración son corruptos y retienen a los cubanos para extorsionarlos”.

En el 2010, el Nuevo Herald reportó el caso de la cubana Yanisleidys Pineda Nápoles, quien estuvo seis meses en estaciones migratorias mexicanas.

Solalinde dijo también que ha mantenido conversaciones con las autoridades migratorias mexicanas y con funcionarios de la embajada de Cuba en México para abogar por que los cubanos no sean deportados a la isla. “Estamos en pláticas para que retiren el acuerdo, creo que hay buena voluntad”, dijo.

El sacerdote, que dirige el albergue “Hermanos en el Camino”, tiene una larga trayectoria de defensa de los derechos humanos de los inmigrantes, por la que fue reconocido con el Premio Nacional de Derechos Humanos 2012, entregado por el presidente mexicano José Peña Nieto.

El embajador de México en Cuba, Juan José Bremer, dijo a La Jornada a principios de este año que la negociación de un nuevo acuerdo con el gobierno de la isla en materia migratoria estaba “entre las prioridades”. La Secretaría de Relaciones Exteriores de México declinó comentar sobre el tema. Numerosos intentos de contactar a funcionarios de prensa y de la cancillería en la embajada de Cuba en México y en los consulados en México DF y Veracruz fueron infructuosos.

http://www.elnuevoherald.com/

Anuncios