Soy cubano y pido…

Marshall+Walcer+Customs+Border+Officials+Screen+7GiROiHFKqyl

“Los más valientes son seguramente aquellos quienes tienen una visión clara de lo que está delante de ellos, la gloria y el peligro uno al lado del otro, y aun así, no se resisten a irse a encontrar con ellos”.

Tucídides, historiador y militar ateniense.

Alba González apura los últimos detalles de su viaje. Va para quedarse, sueña con tener una nueva vida en Estados Unidos. La oportunidad le llega con la nacionalidad española tras una larga espera. Durante ocho años ha vivido en Asturias donde la crisis la ha vapuleado. Trabajó y estudió a la par pero no ha logrado una vida estable. “Mis amigos también se marchan”, me dice.

La mayoría prueba suerte en otros países europeos pero ella prefiere ir a Orlando donde tiene familiares y porque existen regulaciones migratorias que la favorecen. Volará de Madrid a Miami con sus sentimientos encontrados a cuesta. Sus padres y un hermano menor de edad se quedan con la esperanza de seguirle los pasos. Primero tendrán que ahorrar después de ayudar a Alba.

Es una historia que se repite en muchas familias cubanas residentes en la isla, Europa y países latinoamericanos.  Por múltiples razones han emprendido diferentes rutas y un único destino siguiendo opciones legales. Unos con visado y otros con el denominado permiso ESTA para entrar como turistas en territorio norteamericano. Así lo hará Alba. Ella y quienes tienen una segunda nacionalidad que no requiere visa adquieren el ESTA a través de internet. “Parece fácil –agrega- pero son muchos los nervios por todo lo que tendré que enfrentar”.

Como cualquier turista ha comprado un billete de ida y vuelta pero ella no será una visitante de vacaciones. Para lo que pretende ha aprendido detalles esenciales leyendo lo que escriben quienes han vivido la experiencia. De los aciertos y los errores extrajo los conocimientos que la reafirmaron en su decisión.

Obstáculos y desconocimiento

En el aeropuerto de Barajas se han frustrado los propósitos de algunos cubanos. Porque están visiblemente alterados,  llevan exceso de equipaje o cualquier otro detalle no les han permitido abordar el avión por posibles inmigrantes.  Sus datos pasan a los sistemas informáticos y ya no vuelven a obtener el permiso ESTA. Quienes lo saben evitan reservar en aerolíneas norteamericanas y tampoco lo hacen si las europeas llevan tripulación estadounidense. También deciden viajar hasta Cuba y desde allí es que van a Miami en los vuelos que hacen escala en Gran Caimán si el propósito es pedir asilo al llegar al aeropuerto floridano. Hacerlo a través de Bahamas es una especie de trampa. Tras un acuerdo bilateral el chequeo aduanero para Estados Unidos lo hacen autoridades de la isla. Decenas de cubanos han vivido en Bahamas verdaderas pesadillas al quedar detenidos en condiciones infrahumanas si solicitan asilo allí.

July 14, 2013 US-Canada Border Crossing CaravanistasAeropuertos y puntos fronterizos norteamericanos con México o Canadá están en el mapa del trasiego de los cubanos. Cada uno arrastra esfuerzos e historias disímiles con un mismo propósito: vivir en USA. No pocos se lanzan con mucha ilusión sin el conocimiento sobre los detalles de las regulaciones migratorias que mejor contribuyen a sus deseos. La política de pies secos, pies mojados favorece que al pisar territorio norteamericano los cubanos soliciten asilo y les concedan ayudas.

Antes de emprender su viaje Alba lee sobre esas regulaciones. “Después de tantos sacrificios no puedo permitirme que un error impida o haga más difícil dar mis primeros pasos en Orlando”. Nunca faltan las historias de todo tipo pero Alba ha ido indagando hasta completar la información realmente útil a su proyecto de vida.

Uno de los errores es que al llegar ante las autoridades migratorias algunos piden acogerse a la Ley de Ajuste Cubano que permite tramitar el permiso de residencia en Estados Unidos si se cumplen ciertos requisitos. El primero es probar que se ha residido ininterrumpidamente en el país durante un año y un día. Hay quienes de repente se han visto ante un documento en inglés al que le han instado a firmar acreditando la equivocación o lo que sea y que por voluntad propia se retiran por donde vinieron. Otros con mejor suerte han sido informados por los agentes quienes le han sugerido cómo es la cosa… actitud que depende más de la voluntad personal de los funcionarios que de su obligación.

Al llegar a aeropuertos o fronteras y ante los funcionarios de USCIS cada cubano presenta el documento que lo acredita como tal (pasaporte cubano o carnet de identidad). Entre ellos se ha acuñado una frase: Soy cubano y pido asilo político. Así es como empieza un proceso que debe concluir con la obtención del paroled o documento bajo palabra. Alba ya sabe que también es un error destruir o “perder” el pasaporte español porque le preguntarán cómo viajó y presentarlo es acreditar que lo hizo legalmente. El temor a que se indicara en el paroled la segunda nacionalidad y no la cubana indujo estas reacciones debido a que imposibilitaba las ayudas. En los últimos meses generalmente se reconoce el origen cubano en los puntos de más arribo por México, Canadá y aeropuerto de Miami.

“No, no puedo dar un paso tan serio sin saber la mejor manera de hacerlo” insiste Alba quien lleva meses leyendo el foro del sitio Cuba en Miami y las páginas de Cubanos al Vuelo.  El primero guarda más de 11 mil testimonios desde el año 2010. Allí están las historias y las respuestas a las dudas que tenía Alba. “Viendo el foro me doy cuenta de que las interrogantes más simples se repiten una y otra vez. Lo sé porque le he dedicado entre treinta minutos y una hora diaria a leerlo desde la primera página hasta la última. Independientemente de los nervios me siento segura por lo que sé y animo a leerlo a quienes sueñan con ir hacia los Estados Unidos. Van a encontrar respuestas y mejorarán las decisiones que tomarán”

Anuncios